Un homenaje por ser mujer

29 de abril. Autora: Mónica Martínez

Hoy me tocaba trabajar sobre esto porque las última semanas han sido de prisas, apenas sin aire para respirar por intentar abarcar todo y además hacerlo formidable.

Cuando decides desconectar un segundo en la carrera de la vida, reflexionas y analizas el por qué. ¿Merece la pena estar día a día en una competición en la cual no ves siquiera la meta?.

Añadimos una condición más a esta carrera de fondo, siendo mujer, madre, amiga, hija, profesional, colaboradora, apoyo, suplente, ex cónyuge…

MMG

Disponemos de la capacidad de desdoblar nuestro propio ser en infinidad de planos, tentáculos que abarcan todo el universo y cuidado como uno de ellos se suelte, que ya estamos nosotras ahí para tirarnos en paracaídas sin cursillo previo.

En los próximos días se acerca la fecha de celebración del Día de la Madre, yo votaría en un referéndum que fuera fiesta nacional. Habría que homenajear a todas las mujeres del mundo, sean madres o no, por la simple condición de haber nacido con sexo femenino.

No quiero meter el dedo en la llaga cuando nos planteamos ser profesionales en el mundo laboral. En este campo he escuchado a grandes profesionales de todo, que si no hay que ser tan competitivas como los hombres en los negocios, que hay que acceder a puestos de responsabilidad sin tomar grandes decisiones a nivel personal, hay que trabajar desde el corazón y el alma.

Múltiples opciones, alternativas de enfoque aunque ¿el resultado cuál es?. Te subes al tren con veinte años o cuando decidas subir en un Ave a los cuarenta en clase turista, no te permiten siquiera enseñar el billete o curriculum vitae.

Todo esto ¿para qué? Ahí van el aluvión de respuestas que nosotras mismas diseñamos en nuestra mente. Para tener mi propia independencia económica, estar a la última y ampliar la agenda de contacto, volver a ser persona no solo mujer las veinticuatro horas… cada una que reflexione sobre ello.

Este post pretende dar visibilidad al valor de la mujer en el mundo, las infinitas cualidades de la persona cuando su adn es femenino, una alabanza, una medalla, un merecido homenaje, un grito de esperanza para no renunciar a lo más bello que es la vida, pensando que solo hay una y hay que intentar ser lo más feliz en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *