¡Pásalo!

Autora: Ana I. Alonso Gallardo. Administrativa, ahora emprendedora

 

A veces oigo chillar, y lo rechazo, pero otras soy yo la que lo hago, no me siento orgullosa, al contrario… como dice una persona muy cercana, tengo la mecha muy corta, además, muy poca paciencia… dirán, ¿poca?, no será, ¿ninguna?.

Seguro que tienen mucha razón, por lo que les digo públicamente que voy a convencerme a mi misma que voy a intentar, como sea, hacer todo lo posible por tener mucha paciencia… ¿lo conseguiré?, quizá, pero de lo que sí estoy convencida es de que con ellos, seguro que lo consigo.

Gracias por estar ahí siempre, para lo malo y para lo bueno.

Ahora bien, lo que sí creo que hago mejor, es recordarles  a mis hijos, (como hacían conmigo los míos) cuando salen todos los días por la puerta de casa, es:

  • Pórtate bien, no te rías de nadie…
  • No te metas en líos, se buena gente…
  • Comparte con los demás…
  • No te dejes engañar, pero sobre todo grita o chilla NO cuando algo no te guste o no quieras.

Por eso aunque no me guste hacerlo, voy a gritar y voy a chillar NO con mayúsculas, NO A LA VIOLENCIA, a la de género, a la de… a la de todas las clases si es que las hay.

Cuando todos decimos NO es no y punto.

Reflexionemos, pongamos remedio y  medios necesarios para con toda nuestra potencia de voz, decir PODEMOS CON LA VIOLENCIA.

Juntos lo vamos a conseguir, ¿te sientes capaz?

Pues: ¡PÁSALO!

1 comentario sobre “¡Pásalo!

  1. Esa fuerza de tu grito, quiero que se una con el mío, fuera todo tipo de violencia… fuera. ¡Qué gran herencia la de los valores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *