LOS ESTUDIOS COMO LA MEJOR HERENCIA. LA EDUCACIÓN COMO ASCENSOR SOCIAL

Autora: María del Carmen González Sanz (Maika)


Los nacidos entre los años sesenta, setenta, en pleno auge del sistema educativo,escuchaban a los padres decir: “los estudios son la mejor herencia”. Entonces, invertir en capital humano, por utilizar un lenguaje más empresarial, era garantía de una mejor posición social, mejores puestos de trabajo, y por supuesto más salario. La educación era un ascensor social.

Pero… ¿por qué digo entonces? porque en la actualidad hay voces pesimistas alejadas de esas opiniones, y no sólo hablan del fin del sistema educativo, si no que aderezan sus comentarios diciendo que debido a la crisis económica invertir en capital humano ya no es útil como vehículo de promoción social.

Todos hemos sido testigos, en mayor o menor medida, de como la recesión económica ha llevado a una sobrecualificación en el empleo. Muchos universitarios y licenciados se han visto abocados a trabajar de barrenderos, o de camareros, o en trabajos precarios, o con contratos a tiempo parcial, y les hemos oído quejarse de lo inútil de su esfuerzo, y lo bonito que queda su título en una carpeta. También, en muchos casos, hemos dicho adiós a jóvenes forzados a “emigrar con su talento” en busca de mejores condiciones laborales. Otro ejemplo es la realidad que también vivimos desde TEAM, nuestra asociación está formada por mujeres muy preparadas intelectualmente, y con brillantes experiencias profesionales que no encuentran salida laboral, y si la encuentran precaria y nada acorde con su valía.
Como romántica de la educación y la cultura sigo reconociendo como plus la posibilidad de rozar un libro, aprender idiomas, acceder a formación profesional, o a carreras universitarias. La educación no debe perder su atmósfera de prestigio, porque aún en época de crisis los títulos educativos siguen ampliando la perspectiva de mejorar la posición social. Además, las sociedades modernas tienen su máximo patrimonio “en el capital humano”, en ciudadanos cultos, preparados, creativos, y talentosos. Quizá no esté pasada de moda la frase: “los estudios son la mejor herencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.