LO QUE BIEN SE APRENDE NO SE OLVIDA

Autora: Mª Elena Moral González. Técnico de Calidad.

Cuando después de una buena temporada de estar desempleada empecé a trabajar estaba contenta, emocionada, nerviosa y piensas ¿aún seré capaz de realizarlo? A pesar que continuamente estás formándote, informándote de los cambios, progresos que habido en tu profesión, tienes dudas de que pasará cuando realmente me ponga a ello en situaciones reales.

Entonces te das cuenta que una vez superas el primer bloqueo de “¿podré hacerlo?” y empiezas trabajar sale solo, porque lo que has aprendido bien, siempre se recuerda, sobre todo si tuviste un buen profesor como fue mi caso.
Siempre salen nuevos retos y vuelve el pensamiento ¿seré capaz de realizarlo?, al principio te agobias un poco, pero a medidas que vas teniendo información, te olvidas de “¿lo podré hacer?” y lo cambias por “tengo que hacer”.

Es como cuando por las mañanas te levantas sin ganas para ir a correr, piensas hoy no voy a aguantar, aun así te pones las zapatillas y te dices “voy a intentarlo” aunque haga un recorrido más corto, empiezas y a medida que vas avanzando te vas animando y al final haces todo el recorrido.

Creo que es bueno que siempre tengas la duda si podrás o no con algo nuevo, así te mantiene alerta y te esfuerzas por hacer un buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *