La vuelta al cole

2 de octube de 2017. Autora: Laura Pérez de Gracia Villagrá

Acabamos de terminar el fantástico verano y comenzamos de nuevo el curso escolar lleno de ilusión, por lo menos para mí. Siempre hay nuevos propósitos y nuevos proyectos en los últimos meses del año. Parece que comenzamos algo. ¿El qué? No lo sé. Quizás lo más importante sea tener la ilusión de comenzar pequeños proyectos, tener nuevas metas a corto plazo que nos inyectan de optimismo a la hora de abordar de nuevo la normalidad. Lo podemos llamar ILUSIÓN. Las personas en activo se reincorporan de las vacaciones, los niños vuelven expectantes al colegio y los mayores a sus rutinas diarias como partidas de cartas semanales, clases de yoga, cocina o idiomas en centros cívicos o centros de formación.

¿Es positivo el regreso a la monotonía? Opino que sí. Después del anarquismo de los meses de verano, el volver a la vida rutinaria es bueno.

Aún recuerdo este regreso cuando era niña y volvía al colegio. ¡Qué subidón! Libros recién forrados que olían a nuevo, estuches, carteras, mochilas, el uniforme. Lo mejor de todo era reencontrarnos con nuestros compañeros de curso. Algunos con el corte de pelo cambiado, otros más altos, alguna cara nueva. Después, dentro del colegio, buscar la clase, hacerse con nuevos horarios, pensar en las nuevas asignaturas y en cómo serán los nuevos profesores. En definitiva nuevos proyectos que afrontar y nuevas responsabilidades.

Ahora, con el paso de los años, la vuelta al cole, en mi caso, consiste en volver a escuchar por la mañana mi programa de radio favorito, en llevar a los niños al cole, en intentar sacar un ratito para poder hacer algo de ejercicio, en buscar nuevas oportunidades laborales, en ver de nuevo las viejas caras conocidas. Somos animales sociales de costumbres. Bienvenidos a este nuevo curso escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *