El dinero no lo es todo

23 de Enero de 2017. Autora: Ana Isabel Alonso

Parece que ha pasado un siglo para mí y resulta que sólo han sido poco más de 9 meses (toda una emocionante gestación) desde que escribí mi primer post en nuestro blog de Team Valladolid. No estoy acostumbrada y me cuesta, pero el compromiso es el compromiso y ahí va mi granito de arena. Mis compañeras han dejado el listón tan alto, que espero no defraudar mucho…

Son las 10:00 horas de cualquier jueves, día de reunión semanal y revisamos el orden del día para no dejarnos nada. Hay mucha tensión últimamente, porque llevamos varios meses preparando los temas para nuestro gran día, nuestro primer Foro Team. Ya estamos con la adrenalina a flor de piel, un poco nerviosas, algunas dirían atacadas, pero comienza la cuenta atrás. Son muchas horas, días, meses de esfuerzo intenso, en los que unas han dado más que otras, hay que decirlo, pero somos un equipo, con sus altibajos, y siempre miramos hacia adelante.

Siempre nos exigimos lo mejor de nosotras mismas, no nos conformamos con la mediocridad, siempre aportamos ideas. Algunas serán más acertadas que otras, pero intentamos consensuar todo entre todas y nos quedamos con la idea que más votos haya obtenido. Aquí nadie ordena y manda, todas somos iguales, todas tenemos libertad para decir lo que pensamos y opinamos. Todas nos escuchamos, aunque a veces necesitemos a un moderador. Alguna se estará sonriendo ahora mismo, ¿me equivoco? Y si es necesario, como lo es ahora, nos quedamos más de las dos horas previstas e incluso ampliamos más días. Llega ese gran día y hay que darlo todo. Ya os contaremos el resultado.

Pase lo que pase, CREO EN NUESTRO PROYECTO, porque de él no puede salir nada más que cosas positivas. Pero al lío, cerramos sesión, anotamos todo lo pendiente, recogemos, colocamos sillas, mesas, etc. y algunas nos vamos a tomar café, casi siempre con pincho de tortilla (lo necesitamos), hay que recargar pilas, porque las reuniones son muy intensas y estos ratitos de asueto nos vienen muy bien a todas. Nos ayudan a conocernos un poco mejor, hablamos de nuestras cosas cotidianas, de nuestros problemas, de viajes, de fines de semana, de ganchillo, nos prestamos libros para nuestros hijos… En ese momento no somos Team Valladolid, somos amigas, conocidas, mujeres que charlan, que se dan un abrazo cuando se necesita, quedamos para ir a algún concierto…  Y pasado un rato, cada una se va a su casa, pero con una sonrisa, eso siempre, con una experiencia única, eso siempre, con ganas de que llegue el siguiente jueves, eso siempre.

Eso somos nosotras, Team Valladolid. Espero que alguna, cuando lo lea, se identifique y quiera formar parte de nuestro equipo, de nosotras, no se arrepentirá. Aún no obtenemos nada tangible, como dice mi amiga cuando hacemos ejercicio caminando:“¿Por qué no te quedas tranquila en casa si con tu edad no vas a conseguir trabajo?” Pero yo le respondo: “Porque me gusta, porque, aunque no ganemos dinero de momento, ganamos  confianza, seguridad, libertad, amistad, formación, empeño, seguridad en mí misma, ¿te parece poco?” Y eso NO SE PAGA CON DINERO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *