Círculo de preocupación, círculo de influencia

 

el-poder-del-pensamiento-positivo-7-habitos-circulo-influencia-circulo-preocupacion-768x421

14 de noviembre. Autora: Marta Chillón

Cuando decidimos participar en escribir este blog, tuve muy claro qué es lo que quería compartir con vosotras…

Quiero contaros que significa TEAM para mí, aunque antes necesito hablaros de dos palabras/conceptos: preocupación/influencia.

Considero que todas las personas, por lo menos yo sí, tenemos un gran abanico de preocupaciones en las que invertimos gran parte de nuestro tiempo y de nuestra energía.

Por ejemplo, y dentro de escenario que nos ocupa, tenemos gran preocupación por la crisis, la inestabilidad política, la edad, el bajo nivel de  inglés, el desconocimiento total de chino y de alemán,  ……..y podría seguir.

Bien, y sobre estas preocupaciones, YO qué puedo/quiero hacer?, en qué puedo/quiero influir?

Os pondré un ejemplo de círculo de preocupación/círculo de influencia de mi vida personal, exagerado, con afán aclaratorio.

Tengo dos niñas y desde que eran pequeñitas me ha preocupado muchísimo su alimentación, me agobiaba con que no comieran el suficiente pescado, la suficiente fruta…Mientras, sus abuelos, tíos y resto de familia, en su “papel”, les compraban chuches y bollería industrial a mansalva, y yo, “cabreada” con el mundo (que no conmigo, la “culpa” era suya, por supuesto!!!)  A esto hay que sumarle, además, el comedor escolar…Agotada y frustrada, así es como acababa. Ese es mi círculo de preocupación.

Entonces  me dije, decidí, y de todo esto,  ¿en qué puedo influir yo?, ¿qué puedo hacer?

Empecé por fijar una días concretos de la semana para cenar pescado, fruta diariamente -en la merienda o en el almuerzo- un día a la semana podrían almorzar/merendar chocolate, y respecto a las chuches, compensaba los fines de semana que estábamos solos con lo que estábamos con la familia. El comedor escolar, lo asumí. Es mi círculo de influencia y a medida que crece mi círculo de influencia disminuye mi círculo de preocupación.

Está en nuestras manos dar el primer paso hacia la solución. Somos los únicos responsables, somos quienes tenemos la habilidad de responder y de ser el piloto de nuestra vida (no el copiloto).

Trabajando sobre nosotros mismos, en lugar de preocuparnos y de “tirar balones fuera”, podremos influir en las condiciones.

Y esto es TEAM para mí, es mi círculo de influencia ante preocupaciones como el desempleo, quedarme atrás, la crisis, la desigualdad, etc…

Y tú ¿cómo quieres influir?

Fuente: Stephen Covey

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *